Ventanas antirobo en Reus

La seguridad en uno de los puntos que más les importa a los españoles, ya que no sentirse seguros influye en el carácter de las personas. Toma mayor importancia la seguridad en las viviendas, ya que por naturaleza, los seres humanos consideramos nuestro hogar como zona de refugio, en la cual nos podemos resguardar de amenazas externas, y sentirnos protegidos.

Se ha demostrado estadísticamente que la probabilidad de que los ladrones entren en casas dotadas de un sistema electrónico de seguridad es tres veces menor que en aquellas que no tienen ningún sistema de alarma antirrobo. Un sistema de alarma, no sólo sirve para proteger sus pertenencias, cada vez más se está imponiendo como medio de protección de su persona, sus familias o sus empleados. Sin embargo, diariamente son frecuentes las noticias que nos hablan de robos producidos dentro de domicilios, incluso cuando los habitantes están dentro de las viviendas.

Los puntos de ataque más frecuentes para entrar en un domicilio son, según los técnicos en seguridad, ventanas y balconeras.

Ventanas y cerramientos: puntos clave a proteger

Diversos estudios sobre seguridad en el hogar afirman que los puntos más habituales de entrada para efectuar un robo en una vivienda son las ventanas y puertas. Las principales formas de intrusión son en un 65% a través de marcos y hojas forzados, un 11% a través de ventanas abatidas, un 8% mediante la rotura de vidrios y queda un 16% en el que se incluyen todo tipo de técnicas de asalto a un hogar. En cuanto a los puntos de ataque más frecuentes para entrar en un domicilio los técnicos en seguridad afirman que con un porcentaje del 78%, ventanas y balconeras, son las zonas más habituales. A continuación se sitúan puertas de entrada y sótanos con un 20%. Vistos estos datos es evidente que las ventanas y los cerramientos de balcones y terrazas se convierten en dos de los puntos en los que los sistemas antirrobo deben tener una mayor incidencia.

Múltiples opciones de seguridad para ventanas y cerramientos

Los fabricantes de sistemas de seguridad y alarmas antirrobo son conscientes de que ventanas y cerramientos son uno de los puntos débiles de la seguridad en un hogar y por tal motivo el mercado ofrece una gran variedad de productos y tecnologías para proteger con la máxima fiabilidad dichos accesos. Cristales especiales, sensores, alarmas técnicas o de intrusión, de bloqueo y anti taladro… Veamos cuales son algunas de las tendencias más innovadoras.

Las láminas de seguridad para protección de cristales se comportan como un elemento disuasorio contra los intentos de robo.

Láminas de seguridad

Las láminas de seguridad para protección de cristales se comportan como un elemento disuasorio contra los intentos de robo. Una vez roto el cristal, mantiene cerrado el hueco a proteger frente a la intrusión de objetos o personas. Se requiere de un mayor lapso de tiempo para poder traspasar la ventana con elementos contundentes usuales (ladrillos, martillos, barras, etc.)

Sensores

El camuflaje de sensores en los marcos de ventanas y otros cerramientos es una de las medidas de seguridad antirrobo que marcan tendencia en la actualidad. Dos son los tipos de sensores más utilizados: los detectores de apertura y los detectores de rotura de cristal.

Los sensores de apertura están equipados con un interruptor magnético que activa el sistema de seguridad cuando la puerta o ventana a la que se encuentra fijado es abierta. Al producirse la apertura de la puerta/ventana el sensor envía una señal por radio frecuencia a la consola de seguridad. La consola de seguridad puede gestionar diversos sensores instalados en diferentes puntos del hogar. Según los modelos de uso doméstico se pueden controlar hasta 16 sensores a la vez.

Por su parte, los detectores de rotura de cristales utilizan una doble tecnología para detectar la rotura de cristales, un sensor de vibraciones y un sensor de sonido de alta frecuencia, lo que asegura que el detector no se active por otros ruidos. El detector se adhiere al cristal mediante un adhesivo y envía una señal por radio frecuencia a la Central de Alarma cuando se rompe el cristal.

Existe un tercer tipo de sensores denominados de presión y que están indicados para aplicaciones de alta seguridad. Estos sensores son sensibles a cualquier movimiento brusco que se produzca en la ventana o cerramiento, sin que sea necesaria ni la rotura ni la apertura.

Los sensores de apertura están equipados con un interruptor magnético que activa el sistema de seguridad cuando la puerta o ventana a la que se encuentra fijado es abierta.

Ventanas antirrobo

Las ventanas antirrobo son una de las soluciones de seguridad con mayor aceptación en la actualidad. Se trata de modelos con herrajes de seguridad anti palanca (con certificados que indican que cumplen las normas internacionales de seguridad), cierres de metal endurecido repartidos por el perímetro de la ventana, vidrio laminado anti motín, manilla con llave y botón de bloqueo y con sistema de bloqueo y anti taladro desde el exterior, lo que impide la entrada forzada a través de la ventana.

Persianas especiales

La instalación de persianas especiales es una medida de fácil aplicación y que supone una capa más de protección para evitar el acceso por la ventana. El mercado ofrece soluciones diversas entre las que destacan las persianas antirrobo con sistema autoblocante que son aquellas que se bloquean e impiden su levantamiento forzado desde el exterior. Para ventanas especiales, como las tipo buhardilla, existen persianas especiales fabricadas en aluminio extrusionado que las dota de mayor resistencia.

Ventanas antirobo en Reus

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar